¿Meto más metros o hago más técnica? Las claves.

Hoy es un día como otro cualquiera en la piscina. Estás entrenando bien y, por lo general, estás bastante contento con los progresos que has realizado desde que comenzaste a nadar. Estás fuerte y, ciertamente, nadar ya no te cuesta tanto como al principio. Nadas algo más rápido, eso es indiscutible. En general, te encuentras…